viernes, 5 de junio de 2009

Presencias extrañas (The Univited, 2009)


Una adolescente es testigo de la explosión de su casa, en la que se encontraba su madre. Varios meses después, tras pasar por un hospital psiquiátrico, obtiene el permiso para volver a su vida de antes, junto a su padre y su hermana. La convivencia se ve dañada por la nueva e inquietante novia de su padre. Dispuestas a conocer la verdad acerca de dicha mujer, ambas hermanas indagarán en su pasado, lo que las llevará a descubrir oscuros secretos.

Cuando Hollywood vio el filón del nuevo terror oriental no dudo en sacarle el máximo provecho. La formula funcionó sin problemas en La señal (The Ring, 2002) y El grito (The Grudge, 2004). Ambas cosecharon importantes éxitos comerciales, y también convencieron a la audiencia. El problema llegó justo después. Y es que la lista de remakes surgida posteriormente ha dado más penas que alegrías, en todos los sentidos. Sin ir más lejos, tanto La señal 2 (The Ring Twoo, 2005) como El grito 2 (The Grudge 2, 2006) no consiguieron acercarse al éxito de sus precedentes, ni tampoco a sus aciertos artísticos. Lo que no ha sido problema para que ya tengamos (en formato domestico) una tercera de El grito, y dicen que el año que viene una tercera de La señal, puede que en cines. Otros remakes han sido La huella (Dark Water, 2005), Llamada perdida (One Missed Call, 2008), Retratos del más allá (Shutter, 2008), Pulse (2006), The Eye (2008), o Reflejos (Mirrors, 2008). Estas nuevas versiones se caracterizan, casi siempre, por unos guiones calcados de los originales, pero añadiendo pequeñas variaciones para hacerlas más accesibles al publico occidental. En ocasiones es un acierto (pues algunas de las originales confunden complejidad con confusión), aunque en otras le quita toda la gracia al asunto.

Presencias extrañas, remake de la magnifica Dos hermanas (Janghwa, Hongryeon, 2003), se encuentra en la zona media de tan particular club. No deja de ser prescindible, pero al menos no es insultante. Si uno la ve sin conocer el original, se encontrará con un thriller de terror predecible, aunque siempre decente. Para el que ya conozca Dos hermanas, podrá ser un pasatiempo más o menos funcional, o un remake mediocre más. Lo cierto es que la dirección de los desconocidos hermanos Guard es plana y falta de garra, al contrario que la extraña y melancólica ralización de Ji-woon Kim. El guión observa de cerca lo ya contado, pero se distancia en cierto tono. A parte de, como era de esperar, hacer más sencillo el entramado, Presencias extrañas tira más hacia el thriller convencional que al terror puro y duro. Digamos, que es un producto elaborado plano por plano para el sector femenino (sobretodo adolescente) aficionado al terror multiplex. Pese a todo, no resulta tan desdeñable en su conjunto. Hay una buena fotografía, y una banda sonora bastante aceptable. Los intérpretes cumplen, en especial los adultos. Y sus ochenta minutos de duración se dejan ver con la misma facilidad con la que justo después se olvidan.

Lo mejor: Que dentro de lo malo, podría haber sido mucho peor.

Lo peor: Qué sigan dando la plasta con remakes de una moda de películas que ya de por sí perdió su interés hace años.

Valoración (0 a 10): 5

Trailer

2 comentarios:

Hombre Lobo dijo...

Bueno, maese Trent, veo que al final has caído también. Bueno, la peli ya sabes de sobra que me ha parecido de lo más desechable, pero dime: ¿no te ha recordado a todos esos telefilmes de los noventa acerca de los "asesinos en el entorno familiar? Ya sabe, esos en los que salían padrastros, madrastras o niñeras asesinas. Vamos, que a mí me ha dado esa sensación todo el tiempo.

Lo único que no estoy de acuerdo contigo es cuando comentas que la película es principalmente para el público femenino: ese regodeo obsesivo con los jóvenes y firmes cuerpos de las chicas protagonistas ya sabemos a quien va dirigido.

Un saludo.

JohnTrent dijo...

Se me ha ido la pinza con las respuestas a los comentarios. No se si lo leerás a estas alturas, pero mis disculpas señor Lobo.
Lo de que las chicas se pasean luciendo palmito para el publico masculino claro que es cierto, pero sigo pensando que es una propuesta, en conjunto, de terror blandito para adolescencia femenina. Obviamente, también tienen que soltar ganchos para los chavales…