lunes, 25 de agosto de 2008

Discretos estrenos de Mirrors, Death Race, y Star Wars: Clone Wars en Estados Unidos


Mediocre fin de semana en lo referente a la taquilla para el cine de género. Tres son las películas estrenadas entre en ultimo y el penúltimo fin de semana en Estados Unidos, y las cifras, o se han quedado en tierra de nadie, o directamente han decepcionado. Si empezamos por el primer caso hay que hablar de Mirrors, lo nuevo del gran Alexandar Aja, el hombre tras las cámaras en dos de las mejores películas de terror de los últimos años, es decir, Alta tensión y el remake de Las colinas tienen ojos. Mirrors, que aquí conoceremos como Reflejos, es el remake de una película de terror coreana llamada Into the Mirror de hace tan solo cinco años. Protagonizada por Kiefer Sutherland, actor recuperado tras el éxito de la serie televisiva 24, Mirrors tiene la particularidad de encontrarse en ese club de remakes de películas de terror oriental que se han ido estrenado recientemente. Y al igual que ellas (aunque estoy seguro de que es mucho mejor), los resultados comerciales han sido discretos. El remake de The Eye a penas supero los 30 millones de dólares por estos lares, y en el caso de Llamada perdida y Shutter, esos 30 millones quedaron algo lejos. Mirrors lleva un camino similar, pues diez días después de su estreno la cantidad asciende a 20 millones, acusando un desgaste en su segundo fin de semana del 50%. Lo bueno es que, al tener un presupuesto ajustado de 35 millones, si la cosa no va mal en el resto del mundo, no tendrá perdidas.

La otra que se ha quedado en tierra de nadie es Death Race. Este remake (otro más) del mini clásico de la serie Z La carrera de la muerte del año 2.000, que cuenta con Paul Anderson tras las cámaras, y con Jason Stathman delante de ellas, se tiene que conformar en su estreno con algo más de 12 millones. Poca cosa. De todos modos, tampoco se esperaba mucho más de esta serie B de acción futurista que ya de por si cuenta con una estrella (Stathman) que aun no ha conseguido la película que le encumbre como action hero. La que se ha estrellado bien es Star Wars: Clon Wars. Esta película de animación basada en los personajes de Star Wars se queda muy por debajo de lo esperado, tras recaudar tan solo 25 millones en sus diez primeros días, con un descenso abrupto de más del 60% respecto al estreno. Aunque su paso por los cines sea decepcionante, a su favor tiene la respuesta en el mercado domestico, que a buen seguro será millonaria. Y es que parece que los fanáticos de la saga han preferido esperar a verla en casa en su home cinema (el que lo tenga) que pagar la entrada para verla en la gran pantalla.

2 comentarios:

Ad Ayin dijo...

Es que el director de Death Race es el tal Anderson, de AVP y Resident Evil, desde ahi uno le quiere huir.

Lastima, esa de Mirrors si queria verla.

Igor Von Slaughterstein dijo...

Una pena lo del "Mirrors" de Aja, pero es que la gente esta ya hasta las narices de remakes japoneses y confunde churras con merinas. Fijo que esta vez el remake sera interesante, gracias al director.

De lo de Star Wars no se que opinar, pero no pinta mal la peli. Este finde se estrena, así que pronto podremos hablar de ella (aunque yo antes voy a ir a ver "Hellboy 2" XD).

Saludos!!