sábado, 3 de octubre de 2009

Trick r´ Treat (2008)

En un pequeño pueblo, durante la noche de Halloween, una serie de personas viven terroríficas historias. Tenemos a un psicótico profesor que quiere honrar, a su modo, a los muertos en tan propia fiesta; Al mismo tiempo, unas chicas buscan a toda costa el chico adecuado para su amiga, la cual parece muy tímida y aún no ha encontrado al apropiado para ser el primero; También tenemos a unos niños con ganas de revivir viejas leyendas urbanas relacionadas con un autobús fantasma; Mientras todos ellos buscan aventuras por la calle, un viejo cascarrabias, que odia Halloween, no tendrá que salir de casa para vivir su propia pesadilla.


Me quedo a cuadros al ver ésta película. No penséis mal. El motivo por el que me ha invadido dicha sensación es que no entra en mi cabeza como su distribuidora, Warner Bros, la lanzó directamente en formato domestico. Obtuvo opiniones muy positivas en diversos festivales, en IMDB tiene un ocho de media, y se ha convertido en una pequeña obra de culto. Podríamos pensar que es muy extraña, o poco comercial, como para estrenarla en salas. Nada más lejos de la realidad. Se trata de un ejemplo de buen cine comercial de terror, accesible tanto a fans como a público más casual. A veces suceden estas cosas, y también otras como que, al mismo tiempo, Uwe Bol consiga distribución masiva, o que diversos churros no solo lleguen a las salas sino que además hagan buena taquilla. Así son las cosas. No obstante, el buen aficionado siempre rastrea lo que le interesa, más allá de los errores de los empresarios que mandan en la distribución. Y si eres de esos buenos aficionados, no dudes en rastrear Internet para hacerte con esta joyita y echarle un vistazo, o varios. De echo, hayamos en ella una de las películas que mejor se ha adentrado en el mundillo que rodea la fiesta de Halloween.

Trick r´Treat constituye uno de los mejores ejemplos de cine de terror contado a través de varias historias. Al igual que la también genial Creepshow (1982), aunque narrada a modo de historias cruzadas que convergen en un mismo punto, nos envuelve en una pesadilla no exenta de mucho y acertado humor negro. Y lo mejor de todo es que cada una de las historias tiene su interés, sin bajones ni comparaciones. Influenciada directamente por los míticos cómics de EC, que dieron lugar a la no menos mítica serie Historias de la cripta (Tales from the Crypt, 1989-1996), campa a sus anchas, siempre de forma entretenida y con un punto nostálgico, entre el horror cotidiano y el fantaterror propio de los setenta y ochenta. Podría ponerme a enumerar los subgéneros que toca a lo largo de noventa minutos, pero sacrificaría el (recomendado) visionado virgen de la propuesta. Solo añadir que ésta grata sorpresa, producida, quien lo diría, por Bryan Singer, y escrita y dirigida por el prometedor Michael Dougherty, debe tener, desde ya, un hueco en la agenda de cualquier fan del género.

Lo mejor: Su estética, originalidad y acierto con el que describe, en tono fantástico, el mundo que rodea una fiesta tan absurda y al mismo tiempo mágica como la noche de Halloween. El guión toca muchos subgéneros dentro del terror, sin formar un confuso batiburrillo ni flojear en cada una de sus intenciones. Y, sin destripar nada, los sorprendentes desenlaces de cada historia.

Lo peor: Que películas como ésta tengan que ser descubiertas, y con suerte, buscando por Internet o por medio de extraviadas copias en DVD despachadas en algún video club, sin la oportunidad de ser vistas como se merecen en un cine.

Valoración (0 a 10): 7,5

Trailer

1 comentario:

Daniel dijo...

Buena crítica, me convence mas de verla, pero me gustaria saber por que en todos los blogs que la han analizado no le dan mas de 4/5 si es tan asombrosa como todos dicen?

Saludos! amo tu blog jaja, lo acabo de descubrir ^^