sábado, 21 de febrero de 2009

El futuro: cine y televisión en 3d


Aunque en España aun andemos escasos de salas de cine con dicho formato, desde Hollywood se están animando mucho con el 3d. Algunas películas recientemente estrenadas en tal formato, como Viaje al centro de la Tierra (Journey of the Center of the Earth, 2008) o My Bloody Valentine 3d (2009), han cosechado sendos éxitos, y otras películas que se proyectaron, como Beowulf (2007), pese a no ser el éxito que se esperaba de ellas, tuvieron mucha más afluencia de espectadores en las salas donde se presentaban en tal formato que en las convencionales, y eso que, en Estados Unidos, las primeras son una cuarta parte del total. Tanta es la expectación generada por el que llaman cine del futuro que algunos mandamases de la meca del cine ya se encuentran hacinado planes para estrenar una media del 10% de estrenos del año que viene y el siguiente en 3d. Así pues, Spielberg y Peter Jackson estrenarán su ansiada trilogía sobre Tintín; Dreamworks animación nos presentará Monstruos contra alienígenas; James Cameron termina la post producción de su esperadísima Avatar; y Will Ferrer vivirá aventuras prehistóricas en Lost Island. Esto, y algunos proyectos más, son los que nos esperan para ver con las famosas gafas 3d (obviamente mejoradas, y no las mareantes cochambres de hace unos años) durante los meses que quedan de 2009.

El problema que plantea proyectar películas de este modo son los costes a los que tienen que hacer frente las salas. Ejecutivos de Hollywood aseguran que, vistos los resultados, el 3d es el medio más combativo que tiene el cine para luchar contra la piratería. Y por eso mismo, aseguran que los grandes gastos a realizar para adaptar las salas se verán recompensados en poco tiempo. Incluso se han atrevido a decir que, de aquí a unos años, también se podrá ver televisión en tal formato. Sin ir más lejos, los responsables de la citada Monstruos contra alienígenas (foto) regalaron miles de las nuevas gafas 3d para que los afortunados pudiesen ver en sus casas el avance de la película.
El tiempo, y las cifras, dirán si el formato viene para quedarse o solo es una moda pasajera como la que se dio hace unas décadas. Lo que esta claro es que, pese a la mejoría en las recaudaciones del 2008 frente al 2007, los espectadores han descendido en número notablemente de los noventa a esta parte. Veremos si la solución esta en el 3d.

1 comentario:

Jon Heiner Diaz dijo...

Pues yo era uno de los que no creía en esta nueva forma de ver cine en 3-D, ya que en decadas pasadas se intentó hacer lo mismo con resultados muy poco satisfactorios, nunca pude meterme en el cuento de la gafas rojas y azules, nunca, por mas que lo intenté, aun haciendo hasta bizco, nunca pude unir los benditos dos colores en el que se presenta la pelicula, era frustrante para mi, hasta hoy, que por fin pude ver una pelicula y hasta sus avances con el espectacular efecto en 3-D, y esta vez, con una gafas oscuras que me permitieron ver el tan anhelado efecto, me ha molado bastante, y seguiré pagando por ello, vi Coraline, y el resultado fue sorprendente, y eso que no era un film con accion a raudales, que creo que asi se difrutara mas esta grandiosa propuestas, ganitas tengo de ver UP y Monsters vs Aliens en este formato.