sábado, 3 de enero de 2009

Una noche para morir (Prom Night, 2008)

Una niña es testigo del asesinato de toda su familia a manos de un psicópata. Años después, ya adolescente, se prepara junto a sus amigos para celebrar la noche de graduación. El problema es que dicho psicópata, que se ha pasado todos esos años encerrado en un psiquiátrico, ha decidido escaparse para la ocasión.


En el mundo de los remakes existen varias ramas, varios estilos, a la hora de hacerlos. Casi siempre se trata de copiar lo que vimos en la original, pero dependiendo de la propuesta, hay varios filtros por los que puede pasar el guión de cara a la actualización de dicha obra. En Una noche para morir, remake de Noche de graduación (Prom Night, 1980), uno de los slasher más populares de la historia, al menos en Estados Unidos, asistimos a la cumbre del filtro MTV. Esto es, hacer la película lo más teen, soft y digerible para todos los públicos que sea posible. De echo, Una noche para morir tiene una calificación PG13 en Estados Unidos porque, siempre que hay un asesino por medio, es difícil que le pongan un PG, pero si nos centramos en lo que realmente vemos en pantalla, este remake bien podría ser una película para llevar a tu sobrino pequeño al cine sin problema alguno.


La presentación de los personajes la primera media hora, los diálogos sin interés, las situaciones “de miedo” esperables, con sus correspondientes sustos sonoros y golpes de efecto varios, y todo lo que uno puede esperar de un slasher para adolescentes de la nueva era están en Una noche para morir. No hay ni una gota de sangre (salvo algún que otro chorrete que salta a la pared y cosas así), tampoco tiene el interés de debatir a cerca de quien será el asesino de marras, pues le vemos el rostro en todo momento. Hay buena factura (faltaría) pero ninguna intención (que no es lo mismo que pretensión…que todo sea dicho tampoco las tiene, más allá de recaudar su presupuesto durante el primer fin de semana) y lo único que podemos sacar en claro es que sus noventa minutos son medianamente entretenidos si estamos en plan “día de la no-exigencia”.

Lo mejor: Brittany Snow, y no por su actuación.

Lo peor: Es tan blandita que la podemos ver en una sesión doble con el show del teletubbie marica.

Valoración (0 a 10): 3

Trailer

3 comentarios:

Sam_Loomis dijo...

De verdad que este remake se ve horrendo. Demasiado light, demasiado formulaico, demasiado aburrido... etc. No tengo nada de deseos de verla, ni siquiera la atractiva Brittany Snow me puede obligar a aguantar este bodrio.

Muchos Saludos

Oscar Torrado dijo...

Horrible, estúpido y sin sentido, estoy TOTALMENTE de acuerdo contigo!!!

P.D, Esos típicos jump-scares son un insulto al horror.

Machete dijo...

La antígua no esta mal, esta ya leí en fecha de su estreno que era nefasta y a fecha de hoy todavia no la he visto ni creo que lo haga...