viernes, 30 de enero de 2009

Se quien me mató (I Know Who Killed Me, 2007)


Una joven es victima de una tortura. Cuando despierta del coma, en el hospital, sus padres van a verla ilusionados por la noticia. La sorpresa es que ella dice no ser su hija sino que se confunden con una chica muy similar. Ahora queda la duda de si dice la verdad o la tortura que ha sufrido la ha hecho quedar amnésica.

Se quien me mató deja la misma sensación que ver un corto amateur de esos que intentan ser complejos pero se les ve de lejos las intenciones. Esto es, que el guionista, inmerso en aires pseudo intelectuales, quiere vendernos algo inteligente y perturbador, cuando solo hay fuegos de artificio e ideas prefabricadas. Y si a todo esto le sumamos que la protagonista de la función no es otra que la imposible Lindsay Lohan, muy difícil de creer en cualquier personaje, la cosa no da para mucho más. No es que la chica lo haga mal, pues está algo mejor de lo esperado (y de lo que decían muchos) pero no termina de encajar en un papel que requiere bastantes más matices para ser comprensible. El guión presenta un batiburrillo de ideas. Solo ideas. Mejores o peores, se quedan en premisas que nunca son resueltas o, si lo son, terminan por decepcionar. Todo avanza a trompicones, sin entretener, hasta llegar a un clímax final facilón y bastante más simple de lo que cabria esperar.

La película se anunció para su estreno en cines con las imágenes de una Lindsay Lohan haciendo de stripper en un sórdido local. Y también se vendió como una película de terror. Nada de eso tiene mucho que ver con lo que finalmente vemos. El striptease de Lohan es tan solo un engaña-pajilleros más cantoso que lo de Demi Moore en la horrenda Striptease (ídem, 1996). Más aun, porque en este se trata únicamente de un baile durante los créditos de inicio y a penas se ve un sujetador a oscuras. Sobre el género de Se quien me mató, queda claro que no se trata de terror ni nada similar, sino de un thriller psicológico, con tintes de intriga, que se mueve entre los territorios teen y adulto sin saber por cual decantarse. Hay un asesino poco más que anecdótico. Hay gore, pero metido con calzador (como si hubiesen sido escenas rodadas después del primer montaje). Y en definitiva, hay mucho lío argumental pero con poca sustancia.

Lo mejor: Que, por momentos, uno piensa que la trama va a convertirse en algo interesante.

Lo peor: Que esos momentos son puras ilusiones.

Valoración (0 a 10): 3

Trailer

4 comentarios:

Sir Laguna dijo...

A mi no me parecio TAN mala: http://cinedehorror2.blogspot.com/2008/01/i-know-who-killed-me.html.

dragon negro dijo...

Yo hace tiempo que la tengo pendiente y me como pereza, no se, no me acaba de llamar la atención, y tu crítica me confirma las sospechas...

Oscar Torrado dijo...

Si, si es mala..... :(...

Hombre Lobo dijo...

No sólo es mala, sino nefasta. Aunque una cosa sí le concedo a sus defensores: ya había una predisposición en contra de esta película por el solo hecho de estar Lindsay Lohan en el reparto. Lo que pasa es que, por coincidencia, la película sí es una mierda.

Y ya no hablemos de "Captivity", una muy similar que salió más o menos por la misma época. Lamentable.