lunes, 29 de diciembre de 2008

2008



Cada uno tendrá su opinión, pero, siendo objetivos, 2.008 ha sido el año de El caballero oscuro. Y más concretamente, ha sido el año de Heath Ledger y su esplendido Joker. Algunos dirán que, debido a su inesperada muerte, la interpretación de Ledger, pese a ser magnifica (¿alguien en su sano juicio puede dudarlo?), ha sido elevada a los altares con cierta sobrevaloración. Nada de eso. Aunque el actor siguiese entre nosotros, su encarnación del villano más popular de la saga del hombre murciélago, ya sea en cómic o en sus adaptaciones al cine, es grandiosa. Cuidada al milímetro, sin llegar a una innecesaria sobreactuación, creando un personaje terrorífico por su desconcierto (pese a ser un despiadado asesino, llega a resultar más carismático que los buenos). Una interpretación que, al igual que la película, ya ha pasado a la historia.
Por otra parte, este año nos deja un nuevo sabor agridulce. Se han estrenado buenas películas, un puñado de ellas bastante redondas, pero, como viene siendo habitual, la lista para evaluar lo mejor del año se queda corta, y algunas de las que entran, lo hacen simplemente porque no ha habido demasiada competencia. Esto es, que en un año bueno de verdad, algunas de esas películas se hubiesen quedado fuera del ranking más celebrado. Pero el cine, y para nada soy purista, va dando coletazos año tras año, contentándose, salvo, como ya digo, algunas excepciones, con regalarnos propuestas funcionales y a lo máximo entretenidas (de ver y olvidar), que dada la crisis de calidad del sector, se engrandecen. Ahí tenemos películas, tan solo correctas, que se han llevado aplausos por doquier: Iron Man y El increíble Hulk, ambas de la nueva y celebrada línea productora de Marvel, son dos de los casos más pronunciados.
Pero basta ya de rollos y pongámonos en materia con el repaso, en resumen y desde un punto de vista subjetivo (que también quiere decir que servidor no ha visto todavía varias películas que podrían estar entre lo mejor –Hellboy II: El ejercito dorado, 3 días, Soy un Cyborg, Sentencia de muerte- ni otras que, usando el coco, ya supongo que estarán entre lo peor –Santos, La momia: la tumba del emperador Dragón, El príncipe Caspian, Crepúsculo-, aunque probablemente, algunas de ellas las terminare viendo en casa (masoca que es uno). Por ultimo, avisar que en este resumen entran películas (dentro de los géneros de los que se habla en este blog: terror, fantástico, ciencia ficción, acción) estrenadas en España a lo largo del año, ya sea en salas de cine, directas a formato domestico o en televisión, independientemente de su año de producción o su fecha de estreno en otros países.

LO MÁS DESTACADO


Como ya avisé en la introducción, el año ha sido de El caballero oscuro. Y en lo que respecta al que esto escribe, no cabe discusión alguna. La mejor película del año ha sido la secuela de Batman Begins (ídem, 2005), que, pese a no superar (más bien digamos igualar, que ya es) a su antecesora, nos ha regalado varios de los mejores momentos de cine de estos doce meses. Y por supuesto, junto a la citada Batman Begins, comparte el trono, cumbre dirán, en lo que respecta a las adaptaciones al cine de superhéroes nacidos en las viñetas. Christopher Nolan, el cual da una de cal y otra de arena, se ha servido de la nueva franquicia del hombre murciélago (que le da unas cuantas vueltas a la anterior, iniciada por Tim Burton y destruida por Joel Schumacher) para dar lo mejor de si mismo. Vale, en El caballero oscuro sobran minutos (los quince hacia el final que tienen que ver con los barcos explosivos y su moralina), pero el resto (aun nos quedan dos horas y cuarto para elegir) es tan sobradamente bueno, tan insultantemente sublime, que nos hace arrodillarnos ante el nuevo tratado (oscuro, más realista, más crudo, con la acción más dosificada y el dialogo más fluido e inteligente) que nos ofrece la recuperación del caballero vigilante de Gotham. Hasta 2.010 (o quizá 2.011) tendremos que esperar para ver la tercera entrega, Shadow of the Bat, de nuevo dirigida por Christopher Nolan y con Christian Bale en el traje negro. Si hay que hacer caso de las expectativas creadas por El caballero oscuro, más vale que Nolan y los suyos se apliquen el cuento, pues lo tendrán muy difícil para contentar del mismo modo a la audiencia.

Pero no solo de Batman & Joker ha vivido 2.008, pues, a poca distancia, podemos encontrar una película prácticamente igual de sublime, y sin embargo mucho más pequeña, sin tanta publicidad y que, desgraciadamente, ha pasado inadvertida para muchos. Hablo de La niebla, la odisea terrorífica-social del gran Frank Darabont, a su vez adaptación de una de las novelas del rey del terror literario (Stephen King, obviamente). Espero que Darabont trabaje más sobre los textos del autor de La torre oscura, pues cada vez que lo hace (Cadena perpetua, La milla verde) lo clava. El director nunca ha ocultado ser fan acérrimo del cine de terror, y ha esperado al momento apropiado para, con un presupuesto bastante humilde, crear una obra maestra del cine de género moderno (aunque con aroma clásico). Una vuelta de tuerca al desastre apocalíptico previa cagada militar, con un Thomas Jane sorprendente (quien me iba a decir que el clon americano de Christopher Lambert seria capaz de conmoverme con una sola mirada), denuncia religiosa brutal, y unos veinte minutos finales que son, sin discusiones, de lo mejor que ha dado el cine de terror y la ciencia ficción en muchos años.

Aunque no al nivel de estas dos grandes obras, también hemos tenido películas de gran calidad: Crows Zero, o como Takeshi Miike puede sorprender y entretener sin ser un plasta pretencioso; la esplendida campaña viral de J.J Abrams y su Monstruoso, que dio como resultado una igualmente esplendida película; las aventuras del resucitado (y en plena forma) Stallone con su brutal John Rambo; el nuevo justiciero moderno con rostro y cuerpo de Liam Nesson para la muy interesante Venganza; el Apocalipsis, de nuevo cebado con Gran Bretaña tras 28 días después (28 days later, 2003), en la sorprendente e infravalorada Doomsday. El día del juicio ; la divertidísima Wanted, que si no entramos en comparaciones con el glorioso cómic en el que se basa, incluso podría ser redonda; Las ruinas, o como el cine de terror mainstream, más o menos teen, aun puede ser capaz de sorprender y proponer cosas distintas (y más truculentas de lo esperado); la discutida, aunque innegablemente entretenida y nostálgica Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal; el crudo realismo, aunque no siempre contenido, de los crímenes de Matamoros en Borderland; el divertimento gore con coñas por todos lados de Atrapados; los prodigios visuales de Pixar y su carismático robot Wall-E; el digno entretenimiento teen a lo Karate Kid (ídem, 1985) en la era A todo gas, que es Never Back Down; o el resurgimento de pletórico Van Damme en la hominima JCVD.

LAS CIFRAS

La taquilla, pese a la crisis mundial y los bajones de la industria año tras año, no ha salido tan mal parada como era de esperar a lo largo del 2.008. Hasta la fecha (aunque quedan por terminar su recorrido comercial películas con tanto potencial como Crepúsculo o Quantum of Solace, mientras que El curioso caso de Benjamin Button o Bedtime Stories se lanzan a las salas los últimos días del año) cuatro películas han superado los 600 millones. Si hablamos de una recaudación superior a 300, que ya es considerado (aunque a veces depende del presupuesto de cada propuesta) un éxito a tener en cuenta, la cifra asciende hasta trece.
La vendedora, de lejos, ha sido El caballero oscuro. Aunque la favorita era la nueva entrega de Indiana Jones (segunda en el ranking con 783 millones) la fuerza arrolladora con la que desembocó en todo el mundo el hombre murciélago se quedo sin rivales a mediados de año. Y es que los 996 millones que ha amasado son tan espectaculares como inesperados. De acuerdo, todos sabíamos que seria un gran éxito, y más después de que Batman Begins recaudase 371 millones, que, aunque se trate de una cifra solo correcta (costó 150 millones), tuvo un gran éxito en formato domestico, y las opiniones del publico fueron de lo más favorable. Pero de ahí a recaudar alrededor de un 65% más que su predecesora hay un trecho. Y de situarse a más de 200 millones de Indy, otro.

Por orden descendente, estos han sido los resultados de las películas alrededor del mundo durante este año (y repito, dentro de los géneros de terror, fantástico, ciencia ficción y acción): Hancock (624) Iron Man (581), Quantum of Solace (535, aun en cartelera), Wall-E (507), El príncipe Caspian (419), La momia: la tumba del emperador Dragón (393), Wanted (342), 10.000 B.C (269), El increíble Hulk (262), Crepúsculo (232 aun en cartelera), Jumper (222), Viaje al centro de la Tierra (220), La conspiración del pánico (174), Monstruoso (170), El incidente (163), Las crónicas de Spiderwick (162), Hellboy II. El ejercito dorado (158), En el punto de mira (151), Bolt (134, aun en cartelera), El reino prohibido (128), Ultimátum a la Tierra (128, aun en cartelera), John Rambo (113), Saw V (103, aun en cartelera), Red de mentiras (101, aun en cartelera), La isla de Nim (99), Speed Racer (93), Max Payne (84), Los extraños (77), La carrera de la muerte (73), Asesinato justo (73), Reflejos (72), Babylon (71), Superhero Movie (71), X Files: Creer es la clave (68), Clone Wars (65), The Bank Job (63), Street Kings (63), Transporter 3 (58, aun en cartelera), Una noche para morir (57), The Eye (56), Atrapado en un pirado (50), Retratos del más allá (47), Llamada perdida (44), Protegidos por su enemigo (43, aun en cartelera), Never Back Down (41), Bangkok Dangerous (39), Cuarentena (37, aun en cartelera), 88 minutos (32), Mongol (26, aun en cartelera), Traidor (25, aun en cartelera), Gosht Town (24, aun en cartelera), Cuestión de honor (23, aun en cartelera), Las ruinas (22), Doomsday. El día del juicio (21), Rocknrolla (19, aun en cartelera), A ciegas (17, aun en cartelera), The Haunting of Molly Hartley (14, aun en cartelera), City of Ember (13, aun en cartelera).
El curioso caso de Benjamin Button (39 millones), Bedtime Stories (38 millones) y The Spirit (10 millones), se han estrenado el último fin de semana en Estados Unidos.

2 comentarios:

Machete dijo...

Joder aunque todavía me falta alguna por ver, me sorprende el nivel de afinidad que comparto con sus gustos.

Davotanko dijo...

Antes que nada ¡feliz año nuevo! y espero seguir leyendo grandes reseñas y reportajes en tu blog.

Me gusto mucho el recuento, muy acertado.

¡saludos!