miércoles, 22 de octubre de 2008

El teléfono del infierno (976 Evil) (1989)


Un pardillo que siempre es humillado en el instituto conoce un teléfono de consulta. Pero lo que en un principio parece un simple entretenimiento pronto se transforma en una pesadilla para los que le rodean, pues no solo le da consejos diabólicos sobre como acabar con ellos, sino que también le transforma en un monstruo sediento de sangre.

El teléfono del infierno es una mierda. De esto no cabe duda. No obstante, el único motivo por el cual la he recordado para hacer la reseña es que tiene dos nombres francamente inquietantes. Por un lado, tenemos a Robert Endglund. Podría darle las gracias por hacer parte de mi infancia y mi adolescencia lugares nostálgicos cuando recuerdo Pesadilla en Elm Street (Nightmare on Elm Street, 1984) y sus secuelas. Tampoco me podría olvidar de su serie Las Pesadillas de Freddy (Freddy´s Nightmares, 1988-1999). Le agradecería haber encarnado a ese lagarto tan majo de la serie V (V, 1984-1985). Pero, por favor, si por cosas de la vida algún día lees esto, no me tomes a mal cagarme en todo después de ver ésta, tu primera película como director. Y es que El teléfono del infierno no convence en ningún sentido. Es una pésima variante (o seudo copia, depende cómo se mire) de su citada Pesadilla en Elm Street (el asesino que se torna diabólico y supuestamente indestructible, los chistes malos durante sus crímenes, los momentos más o menos oníricos). En el apartado terrorífico parece cómica, y en el cómico es terrorífica por mala. Los momentos gore se quedan a medias, así como aquellos (sobretodo al final) que intentan ser más espectaculares. Y, para colmo, sus noventa minutos resultan aburridos.

El otro nombre que resulta inquietante de ver en los créditos de la cosa que nos ocupa es el de Brian Helgeland. El que ahora es conocido por ser el firmante de guiones tan aplaudidos como el de L.A Confidencial (L.A Confidential, 1997) o Mistyc River (Mistyc River, 2003) fue en sus comienzos guionista de la susodicha bazofia. No obstante, debemos atender al que verdaderamente fue su primer guión, el de Pesadilla en Elm Street 4: El amo del sueño (Nightmare on Elm Street: The Dream Master, 1988), que junto a la anterior entrega es lo mejor que ha dado la saga (sin contar la original, obviamente). Helgeland continuó sus andanzas terroríficas con guiones para la serie televisiva Misterios sin resolver (Friday the 13th, 1987-1990).

Lo mejor: Algún que otro momento onírico, y ese entrañable sabor a terror teen ochentero.

Lo peor: En conjunto, la película es aburrida, rancia, mal hecha y ridícula.

Valoración (0 a 10): 2

Trailer

6 comentarios:

Igor Von Slaughterstein dijo...

Jajaja, crítica destroyer!! XD La verdad es que esta película me gustó cuando la vi con ojos infantiles, pero esta claro que hoy en día mi idea se parecería más a la tuya si la revisara. Pero por ahora guardo un entrañable recuerdo, probablemente por ese sabor a terror teen 80´s que mencionas (de hecho la inclui en la lista de películas más raras que hice).

Saludos!!

Machete dijo...

Coincido con Igor, no tengo un mal recuerdo. Habria que ver lo que opino ahora.

Salu2!

Anónimo dijo...

www.techmez.com, si te gusta como mejor blog de tecnologia y juegos, votalo en 20minutos, habra una respuesta reciproca en tu categoria ;)

http://www.20minutos.es/premios_20_blogs/categorias/tecnologia-videojuegos/T/

JohnTrent dijo...

Yo no la había visto de pequeño, sino que mi primer visionado ha sido recientemente. Es lo que pasa con estas películas, que quizás viéndolas a una edad temprana nos saben muy diferente de lo que en realidad son. A mi me ha pasado con unas cuantas, que al verlas años después no me dijeron lo mismo. Pero también hay casos que aun así, resultan de lo más simpáticas y entretenidas. Este no es el caso. Os aseguro que es una castaña, pero bueno, todo es verla de nuevo y hacer caso del gusto de cada uno.

Jimmy pop dijo...

Pues sí, es bastante mala y yo la vi bastante crecidito, claro. A falta de ver killer Pad, que con poco englund se suupera.

Abuelo Igor dijo...

Si no recuerdo mal, la serie "Friday the 13th" se llamaba en España "Misterio para tres". "Misterios sin resolver" era un programa de Tele 5.